Print documentText normal sizeText medium sizeText larger size

Puletiq

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta la farmacia es mantener su rentabilidad como negocio para poder seguir ofreciendo a los clientes y pacientes un servicio de calidad que mejore día a día la salud de los ciudadanos. Pero cada vez más, los márgenes de las especialidades van siendo menores, y junto a las políticas del Estado tendentes a contener el gasto farmacéutico, hacen cada día más difícil la viabilidad de la Farmacia si no encuentra ingresos alternativos que complementen la pérdida de márgenes.





Algunos farmacéuticos plantean la venta de la parafarmacia de una forma diferente. No es suficiente con exponer el producto y esperar que el cliente lo adquiera, sino que se hace necesario "llevar el producto al consumidor" de una forma activa. Y esto es marketing.




Ante esta necesidad de acercar el producto al cliente, la farmacia ha establecido diversas estrategias, como son espacios de exposición abiertos y modernos, señalética y una buena iluminación, pero todo esto no es suficiente si no podemos disponer de herramientas que permitan al farmacéutico adaptar su oferta a la demanda de sus clientes y a la competencia cada vez mayor de otros canales.


Legislación actual

Las farmacias deben cumplir con la normativa de Etiquetaje de dicha Agencia y regulada e ntre otras por el Decreto 73/2002 de 19 de febrero, por el cual se regula la indicación de los precios de los productos ofrecidos a consumidores y usuarios y la Ley General para la defensa de los consumidores y usuarios (Real Decreto Legislativo 1/2007 de 16 de noviembre). Como resumen a dicha normativa hay que tener en cuenta estos puntos:


- El precio de venta debe ir precedido de las siglas PVP (precio de venta).

- El precio indicado se ha de expresar de forma inequívoca, fácilmente identificable y claramente legible.

- Indicar precio de venta (PVP)  de todos los artículos del escaparate y en el interior del establecimiento, aquellos que  estén al  alcance del cliente. Mediante carteles al lineal o etiquetas visibles en el producto.

- Indicar el precio final por  unidad del producto o de una cantidad determinada de un producto (impuestos incluidos y gastos de trámite si existen).

- Indicar el precio final por unidad de medida ( por litro, quilo, o una unidad del producto).

- Indicar el peso neto del producto (sin contar envoltorio o protección ajena del mismo).


PRINCIPAL | EMPRESA | SERVICIOS | PRODUCTOS | NOTICIAS | ARTÍCULOS | CONTACTAR | Aviso Legal | Diseño y código por NODELABS
Loginfar S.L. C/ Llull, 240. 08050 Barcelona | info@loginfar.com | 93 320 83 68